Frosting blanco de leche condensada

frosting de leche condensada happy day bakery

 

Este es el frosting mas delicioso que he probado nunca. Recuerda al frosting americano por la mantequilla pero nos transporta a nuestra infancia de aquí, de España, gracias al incomparable sabor de la leche condensada.

Manos a la obra:

  • 250 gr de azúcar glas
  • 250 gr de mantequilla blandita
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 6 cucharadas soperas de leche condensada

 

Mezclamos en la Kitchen Aid la mantequilla, el azúcar y la esencia de vainilla.

Cuando esté todo bien mezclado y suavecito añadimos poco a poco la leche condensada. Batimos durante medio minuto y vamos probando como queda la textura. La leche condensada endurece un poco el frosting por lo que no es aconsejable batir mucho.

Lo introducimos en una manga pastelera con boquilla redonda grande y decoramos lo que se nos antoje: tartas, cupcakes, bizcochos… está buenísimo con todo!!